Ir al contenido principal

Buitres en la sabana




Nadie como Marisol Marrero para inocularnos el veneno dulce y salvaje de la tierra venezolana con su flora, fauna, sangre y fantasmas. Después de hechizarnos con los paisajes de su trilogía de la Colonia Tovar, lo vuelve a hacer en Buitres en la sabana con el llano: sus fincas, sus inmensidades y ríos desbordados, sus pájaros, sus caballos, tigres y serpientes. Esta novela abarca medio siglo de crecimiento, desarrollo y destrucción; nos habla de inmigraciones y mestizaje de culturas con personajes entrañables y fuertes, cuyas pasiones se potencian en la peligrosa belleza de la tierra que aman. Pero ésas, en el tiempo de hoy, son objeto de saqueo y rapiña por parte de sicarios apoyados por los funcionarios gubernamentales, Buitres en la sabana es también una novela de denuncia.

Krina Ber




Una historia que nos impone entrar descalzos, solo así se nos revela el sol erizado de una tierra de fieros contrastes y, entre la vida y la muerte, nos va murmurando su nombre: buitres en la sabana, donde las sombras acechan y le clavan las garras a lo más sagrado del llano. Allí una mujer se ofrenda al amor de un hombre que la despoja de su pelaje, y lo incendia para que un nuevo amanecer la encuentre.
Sandy Juhasz




La trascendencia del sentido del olfato para Marisol Marrero, con los olores diversos a pasto, a mastranto, a sangre de animal cazado y el olor primordial del hombre amado, nos guía hasta la exaltación del mismo en los paisajes eróticos, fuertes y delicados al mismo tiempo. La protagonista, en su papel de periodista y detective a la vez, se dedica a investigar y denunciar un crimen que irremediablemente la lleva a vivir momentos de extrema tensión y agonía. Eso la obliga a reconocer que este lugar bendecido por los dioses, con grandes riquezas en el pasado, ha sido maldito por el poder, la ignorancia, la corrupción y la indolencia, y aquí no hay libertad ni justicia.

Anabelle Aguilar Brealey

Comentarios

Entradas populares de este blog

Entrevisiones de la mujer canalla

Leer Lo que contó la mujer canalla se convirtió en rito de tardes calurosas, de escondite en una ciudad caótica, atolondrada. Esta hoja de ruta, trazada como poemario, es un hermoso refugio hecho de palabras donde Lena Yau rinde tributo al lenguaje que, a veces, explota y naufraga con la mujer canalla como tripulante del sinsentido discursivo. Ella (la poeta o su personaje) hurga en la vastedad de la lengua, busca y convoca mediante imágenes marinas el significado de las rutas lingüísticas que aparecen en ese océano tormentoso, aunque veces calmo, en el que viaja.
Las palabras, sobrevivientes de naufragios y hecatombes, acompañan a la mujer canalla en su peregrinar mientras busca un Ítaca sagrada que no menciona porque no existen nombres para ella, es una región de ensueño que pertenece al desorden onírico y al deseo. Por eso narra desde la nostalgia y el duelo asordinado por algas que mueren en orillas solitarias, por la soledad de la luz del faro que orienta y guía en medio de noches…

La urdimbre y el araguaney

La urdimbre y el araguaney es la nueva novela de Rodrigo Lares Bassa quien, con su magnífico libro de relatos Hombres de café, debutó en la narrativa venezolana. Un año después nos sorprendió con la belleza de su primera novela Hilos de esperanza en la edición realizada por Lector Cómplice para Venezuela, ya que había sido publicada un par de años antes en España. Rodrigo, un narrador innato, vuelve al mundo editorial con El vals de los ángeles sin alas, una novela que nos conecta con la magia y la fortaleza del amor rasgando las tinieblas con sus rayos de luz diamantina. Si en las tres primeras obras narrativas el autor traza una poética de lo telúrico, en La urdimbre y el araguaney, novela contextualizada en un ambiente urbano, la dimensión agreste permanece como telón de fondo silencioso, no obstante, se vincula con Honorio y otros personajes mediante la memoria retrospectiva que sacude los recuerdos del protagonista. Asimismo, el flashback en la voz del narrador es testimonio de la…

Poemas con destino

Poemas con destino, primer poemario de Fernando Mariño, es una declaración de amor en clave lírica, declaración que contiene, además, una confesión amorosa. La doble función poética del término expresivo se convierte en huella inmarcesible que, no obstante, marca todos los senderos posibles que conducen hacia la mujer amada; diosa mortal que ilumina, como lumbre estremecida, la escritura del poeta. Fernando Mariño en Poemas con destino traza una hoja de ruta que guía al reencuentro con el sueño, con el erotismo inscrito en una elusiva mujer. La voz poética indaga y propone; exige y declara hasta volverse murmullo, susurro que se diluye en ausencias. El autor hace un arqueo de emociones, de miradas y recuerdos que articula en una dimensión íntima, tutelada por dioses primordiales del amor infinito, eterno, imposible.

Jason Maldonado