Ir al contenido principal

Cuentos regresivos



Por estas páginas anda un personaje, el tiempo que se detiene, un tiempo que observa en nombre de alguien que se hace llamar, convocar por sus propias peripecias. El narrador, consciente de su aventura, ha diversificado la mirada y ha construido un universo en el que el lector —el lector avisado y avezado— logra asirse para también formar parte de las historias que John Montañez Cortez recoge y cuenta.
Cuentos regresivos tiene que ver con la memoria hacia el pasado, un estadio detenido, hacia un lugar donde los años y las horas que se han vivido y hasta no vivido durante la infancia, la adolescencia y una ficción abastecen al narrador de territorios próximos a la muerte, la nostalgia, el amor, el crimen y otras andanzas temáticas que hacen de esta obra un espacio para respirar con dilatación cardíaca, sobre todo cuando quien desata las historias entra en el mundo del misterio.
Cuentos regresivos traduce los instantes en que el narrador sucumbe ante los temas. Se vale de todos ellos para entrar y salir airoso de un mundo en el que quien accede como lector emerge hecho personaje.

Alberto Hernández






En Cuentos Regresivos John Montañez conduce al lector por diversos tonos de la nostalgia y el trastierro. Su voz hilvana recuerdos de la niñez remota con la imaginación y la memoria contenida en la sociedad. Personajes obsesivos, solitarios, abandonados y confusos se imponen en estas historias y le dan vida a un paisaje desolado y cercano.
Israel Centeno

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mundos diagonales

Mundos diagonales, de Javier Domínguez, ganador de la primera edición del Premio de Narrativa Lector Cómplice en la mención Cuento, es la puesta en escena de secretos, traiciones y deseos ocultos que emergen desde honduras insospechadas para articular su oscuro correlato en la realidad constitutiva de los personaje. En cada mundo diagonal la realidad se transforma lentamente para dar paso a otras calles y ciudades con sus ruinas y civilizaciones, sus miedos y alegrías, con sus propias pesadillas. Javier Domínguez ha delineado los Mundos Diagonales con trazos sugerentes, en ellos se percibe el desconcierto, el absurdo, el azar y las contradicciones que surcan los escenarios, pero no se circunscriben al orden establecido. Cada cuento revela la amarga realidad de seres que se encuentran en las complejas dimensiones de los sentimientos y demuestran que el ser humano no es unidimensional. Los ocho cuentos que componen Mundos Diagonales representan una metáfora de los universos que subyacen e…

Bitácora del amor

Bitácora de amor es un itinerario poético que se despliega en cada imagen y convoca la sensualidad y el erotismo en el encuentro de los amantes. Ligia Colmenares, artífice de cuadrantes y cuadernos de ruta que recogen correspondencias y analogías del discurso amoroso, imbrica con innegable belleza la imagen marina en la filigrana que conjuga las pasiones de encuentros y desencuentros en la rada, o en el mar de fondo que emerge en la piel de los amantes. La mirada indagadora de la poeta interroga el espacio inmarcesible, metáfora azul de plenitud, belleza y libertad, pero también de aislamiento y extravío, de soledad imponente deslizándose en el cabrillear de sus olas, y en la ardentía fosforescente que ilumina el silencio de oscuras madrugadas. Bitácora del amor nos muestra océanos entrelazados por zonas de sentido que hilan la urdimbre en la que se asienta el reino de imágenes reveladoras del amor y la fuerza que junta el cuerpo de los amantes en la entrega y, asimismo, nos deja ver la…

Lectura para tiempos convulsos: Los codos del diablo

En una biblioteca de ficción podemos encontrar libros  que se  leen desde el romance, otros desde la intriga, la aventura y el terror entre muchos temas. Existen otros concebidos para describir el horror de la humanidad, los efectos y las secuelas de poblaciones en general. En este apartado destaca un libro de relatos titulado Los codos del diablo de la escritora Anabelle Aguilar Brealey publicado por la editorial Lector Cómplice en 2014.
La historia, y en especial la contemporánea, nos sorprende por sus adelantos en materia científico-tecnológica, precursores de las comodidades que disfruta el hombre en la actualidad, pero a su vez nos ha mostrado un lado oscuro a través del dolor que infringen los regímenes totalitarios que gobiernan desde la desolación y miseria en los países que se han visto afectados en algún lapso de tiempo, en unos por un corto período y en otros por décadas. Anabelle toma como punto de partida la angustia que viven sus personajes en medio de la encrucijada en l…