Ir al contenido principal

El clan perverso


El clan perverso es una novela negra a la altura de su tiempo. Su trama se imbrica en una lóbrega red de relaciones hilada entre los actores —principales y secundarios— de las mafias nacidas al calor de la industria energética mundial, del poder que emana de los cañones de las armas y de los fajos inmensos de dinero. Es en buena ley, una novela política, humana, policial y culta.

En sus páginas encontramos episodios funestos, terribles, casi roñosos. Pero asimismo, nos enfrentamos a una dinámica de interlocutores levantados, como casas firmes, a partir de sus propias decisiones. Es a ratos una polifonía vocal que conjuga tantas ondas que, por momentos, parecen mostrarnos un solo rostro: el de un ciudadano múltiple, cosmopolita, pansexual y autónomo en su necesidad de saber y transformar.


Cincelada a punta de bloques emocionales, conocemos de las peripecias de un preso político, que puede ser —o no— un viajero que retorna… que puede ser un hombre frente a sus padres… que puede ser sin problema alguno, también el íntimo imaginario de sus antagonistas… que puede ser una mujer, que descubre su sexualidad, la potencia del arte y que sufre y disimula lo inmerecido.

Los pasos de la trama no están solos, vemos a Venezuela frente al telón de fondo del mundo. Sirviendo de ejercicio demostrativo revela —en diversos planos— un secuestro que se corresponde metafóricamente a la Europa de principios de siglo; de cómo la Guerra Fría parece no haber terminado; de cómo rincones clave como Chacao y el Ávila, se pueden llevar más lejos de lo que el espectador común deduce de buenas a primeras.

El clan perverso también es un programa de lectura que mueve al individuo, al investigador, al científico social —a todo aquel al que le interesa la racionalidad económica para mejorar el mundo y no solo para ganar discusiones— a seguir la pista de la destrucción de instituciones plenamente visibles como el Estado, la familia, la movilidad social o invisibles como la capacidad de soñar o el derecho al alejamiento.
En los anversos y reversos del papel que sostiene esta historia, se afanan referencias a La Ilíada, La Odisea, a Dante, a Eurípides, a Las mil y una noches. Se consideran las causas y consecuencias de la guerra. Allí, no solo la voz del profesor habla de heroicidad de pergamino sino de la mismísima vida real.

El clan perverso es una novela internacional  repleta de museos, alcohol y drogas, de revelaciones, de terapia y de todo lo que de allí fluye: extremos de  belleza y  abyección.

El clan perverso es un plan de lectura, es un programa literario, es una novela de suspenso, es un recuento de la política contemporánea, que gravita en el convulso mundo de los países cuyas riquezas minerales, suelen ser más importantes que la vida y el bienestar de sus nacionales; de esos hombres, mujeres y niños que viven cegados por una turbación propagandística, que frecuentemente les permite comer, pero no alimentarse ni en el cuerpo ni en el alma.
Joaquín Ortega


Comentarios

Entradas populares de este blog

Mundos diagonales

Mundos diagonales, de Javier Domínguez, ganador de la primera edición del Premio de Narrativa Lector Cómplice en la mención Cuento, es la puesta en escena de secretos, traiciones y deseos ocultos que emergen desde honduras insospechadas para articular su oscuro correlato en la realidad constitutiva de los personaje. En cada mundo diagonal la realidad se transforma lentamente para dar paso a otras calles y ciudades con sus ruinas y civilizaciones, sus miedos y alegrías, con sus propias pesadillas. Javier Domínguez ha delineado los Mundos Diagonales con trazos sugerentes, en ellos se percibe el desconcierto, el absurdo, el azar y las contradicciones que surcan los escenarios, pero no se circunscriben al orden establecido. Cada cuento revela la amarga realidad de seres que se encuentran en las complejas dimensiones de los sentimientos y demuestran que el ser humano no es unidimensional. Los ocho cuentos que componen Mundos Diagonales representan una metáfora de los universos que subyacen e…

Bitácora del amor

Bitácora de amor es un itinerario poético que se despliega en cada imagen y convoca la sensualidad y el erotismo en el encuentro de los amantes. Ligia Colmenares, artífice de cuadrantes y cuadernos de ruta que recogen correspondencias y analogías del discurso amoroso, imbrica con innegable belleza la imagen marina en la filigrana que conjuga las pasiones de encuentros y desencuentros en la rada, o en el mar de fondo que emerge en la piel de los amantes. La mirada indagadora de la poeta interroga el espacio inmarcesible, metáfora azul de plenitud, belleza y libertad, pero también de aislamiento y extravío, de soledad imponente deslizándose en el cabrillear de sus olas, y en la ardentía fosforescente que ilumina el silencio de oscuras madrugadas. Bitácora del amor nos muestra océanos entrelazados por zonas de sentido que hilan la urdimbre en la que se asienta el reino de imágenes reveladoras del amor y la fuerza que junta el cuerpo de los amantes en la entrega y, asimismo, nos deja ver la…

Lectura para tiempos convulsos: Los codos del diablo

En una biblioteca de ficción podemos encontrar libros  que se  leen desde el romance, otros desde la intriga, la aventura y el terror entre muchos temas. Existen otros concebidos para describir el horror de la humanidad, los efectos y las secuelas de poblaciones en general. En este apartado destaca un libro de relatos titulado Los codos del diablo de la escritora Anabelle Aguilar Brealey publicado por la editorial Lector Cómplice en 2014.
La historia, y en especial la contemporánea, nos sorprende por sus adelantos en materia científico-tecnológica, precursores de las comodidades que disfruta el hombre en la actualidad, pero a su vez nos ha mostrado un lado oscuro a través del dolor que infringen los regímenes totalitarios que gobiernan desde la desolación y miseria en los países que se han visto afectados en algún lapso de tiempo, en unos por un corto período y en otros por décadas. Anabelle toma como punto de partida la angustia que viven sus personajes en medio de la encrucijada en l…