Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2015

El alféizar

“La irregularidad, es decir, lo inesperado, la sorpresa o el estupor son elementos esenciales y característicos de la belleza”, esta frase del poeta Charles Baudelaire, bien puede aplicarse a El alféizar, poemario de Juan Félix Clauteaux, porque lo inesperado del símbolo, el estupor ante la hondura abisal de las imágenes, y el carácter irregular de la estructura, son ejes fundamentes en los que Juan Félix articuló sus poemas. La poesía de El alféizar traza un itinerario sinuoso. Se abre paso en la noche o en cálidos amaneceres, en intentos por abarcar la memoria de lugares recónditos, de zonas de sentido emplazadas en el omphalos lúgubre de la muerte, pero también en meandros de ensueños que conducen hacia la palabra vital que anuncia vida.
En los versos de estos poemas podemos leer el juego de la imagen poética que desemboca en el asombro, en la armonía y en la belleza de cada pasaje. El poeta, de forma magistral, combina la brevedad del haiku con la extensión de otros poemas que dan c…

El clan perverso

El clan perverso es una novela negra a la altura de su tiempo. Su trama se imbrica en una lóbrega red de relaciones hilada entre los actores —principales y secundarios— de las mafias nacidas al calor de la industria energética mundial, del poder que emana de los cañones de las armas y de los fajos inmensos de dinero. Es en buena ley, una novela política, humana, policial y culta.
En sus páginas encontramos episodios funestos, terribles, casi roñosos. Pero asimismo, nos enfrentamos a una dinámica de interlocutores levantados, como casas firmes, a partir de sus propias decisiones. Es a ratos una polifonía vocal que conjuga tantas ondas que, por momentos, parecen mostrarnos un solo rostro: el de un ciudadano múltiple, cosmopolita, pansexual y autónomo en su necesidad de saber y transformar.

Cincelada a punta de bloques emocionales, conocemos de las peripecias de un preso político, que puede ser —o no— un viajero que retorna… que puede ser un hombre frente a sus padres… que puede ser sin pr…