Ir al contenido principal

Libretas doradas, lápices de carbón



Libretas doradas, lápices de carbón es el diseño minucioso y secreto de ilusiones, proyectos y otros asuntos de la imaginación. Graciela Bonnet construye los poemas y la prosa lírica de Libretas doradas, con vectores dobles que se encuentran y desencuentran en un juego perpetuo, ironía que pone en tela de juicio la permanencia de lo real y duda de los resortes subjetivos que mueven el antagonismo de los contrarios. La ironía, en este caso, otorga una dimensión profunda a la obra y señala las bisagras relativas que mueven el orden supuestamente lógico del mundo. 

Libretas doradas, lápices de carbón refleja los bordes imprecisos de la ficción y de la realidad, y muestra cómo ambas experiencias se tocan en los linderos de lo soñado, a veces, cuando el yo poético se queda contando hojas marrones y caracoles secos. En el reverso de Libretas doradas se puede leer el pavor ontológico ante lo conocido, y el absurdo que aparece en el cuarto de baño donde el “otro” se refleja en el espejo como un doble siniestro. El sinsentido y el azar irrumpen en la rutina y asolan el sueño o trastocan la vida por unos minutos que quedarán tatuados en el recuerdo. 

Graciela Bonnet inserta sus poemas en la reflexión y en indagaciones que articula de forma incisiva hasta conformar un registro íntimo, inquietante, pero también esencial. El ejercicio poético entre la imagen y la palabra expone un discurso donde se advierte la tensión constante entre experiencias cotidianas del mundo objetivo y del mundo interior. El filón hacia donde se desplazan las anotaciones señala un refugio, un territorio inesperado en el que las Libretas doradas se van cubriendo con intuiciones escritas con lápices de carbón.

Si deseas contactar a la autora, puedes hacerlo en:

Twitter: @gracielabonnet

Comentarios

Entradas populares de este blog

Entrevisiones de la mujer canalla

Leer Lo que contó la mujer canalla se convirtió en rito de tardes calurosas, de escondite en una ciudad caótica, atolondrada. Esta hoja de ruta, trazada como poemario, es un hermoso refugio hecho de palabras donde Lena Yau rinde tributo al lenguaje que, a veces, explota y naufraga con la mujer canalla como tripulante del sinsentido discursivo. Ella (la poeta o su personaje) hurga en la vastedad de la lengua, busca y convoca mediante imágenes marinas el significado de las rutas lingüísticas que aparecen en ese océano tormentoso, aunque veces calmo, en el que viaja.
Las palabras, sobrevivientes de naufragios y hecatombes, acompañan a la mujer canalla en su peregrinar mientras busca un Ítaca sagrada que no menciona porque no existen nombres para ella, es una región de ensueño que pertenece al desorden onírico y al deseo. Por eso narra desde la nostalgia y el duelo asordinado por algas que mueren en orillas solitarias, por la soledad de la luz del faro que orienta y guía en medio de noches…

La urdimbre y el araguaney

La urdimbre y el araguaney es la nueva novela de Rodrigo Lares Bassa quien, con su magnífico libro de relatos Hombres de café, debutó en la narrativa venezolana. Un año después nos sorprendió con la belleza de su primera novela Hilos de esperanza en la edición realizada por Lector Cómplice para Venezuela, ya que había sido publicada un par de años antes en España. Rodrigo, un narrador innato, vuelve al mundo editorial con El vals de los ángeles sin alas, una novela que nos conecta con la magia y la fortaleza del amor rasgando las tinieblas con sus rayos de luz diamantina. Si en las tres primeras obras narrativas el autor traza una poética de lo telúrico, en La urdimbre y el araguaney, novela contextualizada en un ambiente urbano, la dimensión agreste permanece como telón de fondo silencioso, no obstante, se vincula con Honorio y otros personajes mediante la memoria retrospectiva que sacude los recuerdos del protagonista. Asimismo, el flashback en la voz del narrador es testimonio de la…

Poemas con destino

Poemas con destino, primer poemario de Fernando Mariño, es una declaración de amor en clave lírica, declaración que contiene, además, una confesión amorosa. La doble función poética del término expresivo se convierte en huella inmarcesible que, no obstante, marca todos los senderos posibles que conducen hacia la mujer amada; diosa mortal que ilumina, como lumbre estremecida, la escritura del poeta. Fernando Mariño en Poemas con destino traza una hoja de ruta que guía al reencuentro con el sueño, con el erotismo inscrito en una elusiva mujer. La voz poética indaga y propone; exige y declara hasta volverse murmullo, susurro que se diluye en ausencias. El autor hace un arqueo de emociones, de miradas y recuerdos que articula en una dimensión íntima, tutelada por dioses primordiales del amor infinito, eterno, imposible.

Jason Maldonado