Hombres de café


Hombres de café, el nuevo trabajo narrativo del escritor Rodrigo Lares Bassa, nos ofrece una selección de tres relatos articulados en una prosa vital, rica en descripciones y en la belleza sensorial que se desprende de las tradiciones populares. Estos recursos otorgan unidad intimista a la historia y hondura existencial a sus personajes afincados en una geografía telúrica. El autor dibuja toda una arqueología de acciones que se desgajan de hechos sencillos, cotidianos y no por ello menos entrañables.

Lares Bassa demuestra una profunda sensibilidad artística en su retrato de parajes que solo la magia de la ficción hace visibles. La voz del narrador se alterna con la voz de los protagonistas, creando una suerte de contrapunteo donde prevalece la crónica íntima de los sueños particulares. Cada personaje deja sus huellas en las reflexiones, en su lucha a la sordina por mantener un cierto orden y, sobre todo, en el rastro indeleble del amor, la fe y las ilusiones en un futuro mejor.

En Hombres de café el lector hallará una crítica pertinaz hacia un sistema gangrenado por la corrupción, la ineficiencia, el desgaste psíquico. El cuestionamiento implícito en la narración se puede interpretar como una metáfora del país, donde un presentimiento irrumpe para resquebrajar el orden cotidiano y será necesario avanzar, página a página, para seguirle el rastro a ese presagio que atraviesa toda la historia, mientras los habitantes del pueblo esperan el supuesto e inminente suceso entre comentarios ingenuos, expresiones de impotencia, resignación o indiferencia.

Rodrigo Eloy Lares Bassa, rescata lo esencial del interior venezolano con sus tradiciones y leyendas matizadas por el aspecto sobrenatural, como el fantasma de La Bellados, que le otorga a la narración la fuerza de la raigambre popular en la concepción de la gente sencilla del pueblo. Las existencias imbricadas en lo rural, la calidez que se desprende de las voces que componen cada narración, las fiestas y rutinas convergen en su proximidad con el ethos y otros aspectos recónditos del espíritu y el alma colectiva que perviven en la memoria.

En 2005 fue cuando Lares Bassa inició su ciclo narrativo con la publicación de su primera novela, Hilos de esperanza que tiene interesantísimos “vasos comunicantes” con Hombres de café, libro que al perecer decide el destino del autor por el ámbito de la ficción narrativa, una materia que maneja con decidido dominio y talento.

José Morales

Comentarios

RECOMENZAR ha dicho que…
gracias por seguirme tu blog es novedoso y diferente un abrazo
anuar bolaños ha dicho que…
¿Has sentido alguna vez que habitas en un enjambre?
Les Quintero ha dicho que…
Sí, lo he sentido muchas veces. Lo peor de esa sensación es darme cuenta, o creer, que no formo parte del enjambre.

Entradas populares de este blog

Mundos diagonales

Los huesos de la luna

Confidencias de la noche